El nuevo prototipo de boquerel de HAM marca el futuro de la tecnología de GNL

espania-ham-6mar

Fruto de un proceso de innovación y desarrollo de alta tecnología aplicada a la mejora del repostaje de GNL (gas natural líquido), el Grupo HAM ha desarrollado un nuevo boquerel para suministrar combustible a vehículos pesados que permite aumentar la seguridad y minimizar las emisiones de gases contaminantes.

La desconexión del boquerel se realiza sin ningún tipo de emisión de gas al aire. Esta operativa permite eliminar el riesgo de quemadura y las posibles creaciones de atmosferas explosivas, siendo dicho boquerel más seguro que cualquiera de los existentes en el mercado. Destaca también la desaparición de las fugas o pérdidas de líquido de la junta del boquerel con el depósito del camión tan frecuentes hasta la fecha gracias a su nuevo diseño de anclaje y cierre.

Así pues, el nuevo conector de carga supone una evolución y mejora de los existentes hasta ahora. Con un doble sistema de anclaje que aumenta la seguridad en el suministro de GNL y es un paso más hacia la normalización de la operativa de repostaje para que éste sea lo más parecido a una carga de combustible convencional.

Construido en aluminio y acero inoxidable, su diseño se adapta a los actuales sistemas, no siendo necesario cambiar ningún componente de los surtidores de GNL de las estaciones de servicio, ni realizar ninguna inversión en los camiones.

El Grupo HAM líder en el desarrollo de tecnología aplicada al gas natural ha conseguido un boquerel mucho más duradero, seguro, con una mayor facilidad de uso y puede suponer la reducción de parte del equipo de protección individual (EPI) al eliminar el contacto entre el GNL y el conductor que reposta el combustible.

Fuente: HAM