Itsas Gas suministrará GNL a barcos en el Cantábrico a partir de 2018

  • La compañía del EVE, Murueta e Ibaizabal compra el barco ‘Monte Arucas’ para que se encargue del ‘bunkering’, con base en el Puerto de Bilbao. BBG adapta su pantalán y su planta

 

Regasificadora de la empresa Bahía de Bizkaia Gas, en el puerto de Bilbao.

Regasificadora de la empresa Bahía de Bizkaia Gas, en el puerto de Bilbao.

La compañía Itsas Gas tiene previsto empezar el próximo año el suministro de gas natural licuado (GNL) a barcos en la zona del Cantábrico, con base en el Puerto de Bilbao, una actividad considerada estratégica, ya que el aumento del uso del GNL como combustible marítimo es lento pero progresivo. El gas licuado genera un 30% menos de emisiones de anhídrido carbónico que el petróleo y sus derivados.

La empresa tiene como accionistas al Ente Vasco de la Energía (49% del capital), Remolcadores Ibaizabal (25,5%) y Naviera Murueta (25,5%), y acaba de adquirir el barco Monte Arucas con el fin de adaptarlo durante 2017 para que realice las operaciones de bunkering (suministro de GNL como combustible en el transporte marítimo).

En paralelo a la transformación del Monte Arucas, la planta regasificadora Bahía Bizkaia Gas (BBG) -participada por Enagas y el EVE- va a adaptar durante este ejercicio el pantalán y la terminal para facilitar la carga de GNL para el barco de Itsas Gas.

El bunkering se está desarrollando como nueva actividad en el Mediterráneo y en el Atlántico. En España, Barcelona y Bilbao están adecuando las infraestructuras para atender este servicio.

El EVE, propietario de la mitad del capital de Itsas Gas- destinará este año 5,9 millones de euros a la empresa, según los datos que la consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, explicó ayer en el Parlamento vasco. A proyectos energéticos, las arcas autonómicas dedicarán en 2017 otros 2,7 millones: 1,2 al Bimep, y 1,5 a Ibil, así como 7,3 millones a ayudas para eficiencia, movilidad eficiente, aprovechamiento de la biomasa y tecnologías de renovables marinas emergentes.

La consejera detalló los presupuestos de su departamento en la Cámara vasca. Según dijo, el Gobierno autonómico está dispuesto a ampliar los 350 millones de euros previstos en 2017 para la alta velocidad ferroviaria en Euskadi si se acuerdan nuevas obras con Fomento. Dado que existe una encomienda de gestión entre Madrid y Vitoria, si se pactan nuevas obras, Lakua adelantaría el dinero y después lo descontaría del cupo al Estado. En cualquier caso, el coste de las obras adicionales no se incluiría en las cuentas vascas de 2017, dados los plazos de licitación.

Fuente: expansion.com